Agresión de gatos: por qué atacan y cómo detenerla

Agresión de gatos: por qué atacan y cómo detenerla

Si tienes un gato agresivo, la vida puede ponerse difícil.
Incluso si la agresión en los gatos es difícil para ti, puede ser aún más difícil para tu gato.
Identificar la causa de la agresión y tomar medidas para aliviar la situación podría reducir el comportamiento agresivo o eliminarlo por completo.



El primer paso si notas agresión en tu gato es visitar a tu veterinario. Hay muchos problemas médicos subyacentes que pueden causar agresión, incluido el aumento de los niveles de tiroides y el dolor en las articulaciones, los músculos o el estómago.

Un veterinario puede realizar un análisis de sangre, radiografías, una ecografía u otras pruebas para descartar problemas médicos. Una vez que se excluyen, puede implementar estrategias de cambio de comportamiento y realizar cambios ambientales para ver resultados.
Los cuatro tipos más comunes de agresión felina son: agresión basada en el miedo, agresión relacionada con el juego, agresión redirigida y agresión territorial.

Agresión basada en el miedo

La agresión basada en la ansiedad ocurre cuando el gato reacciona agresivamente a una amenaza percibida. Esta amenaza podría incluir un entorno que se vuelve ruidoso o caótico (por ejemplo, pasar la aspiradora por la casa o invitar a amigos a un karaoke). También puede sentirse abrumado si usted o un miembro de la familia invaden su espacio o los recogen si no quieren que los retengan. O la amenaza percibida puede ser tan simple como llevar al gato a dar un paseo en automóvil.

Agresión relacionada con el juego

La agresión relacionada con el juego ocurre cuando el gato se involucra en comportamientos de juego como acechar y pisotear. Esto podría estar dirigido contra personas u otros animales en la casa, y aunque el gato no está tratando de lastimar o amenazar, en realidad puede causar daños involuntarios.

Agresión Redirigida

La agresión redirigida ocurre cuando el gato está hiperexcitado y luego dirige esta emoción a alguien o algo que no sea lo que estimuló la emoción. Por ejemplo, si un gato mira por la ventana y descubre a otro gato afuera en el patio, puedes emocionarte y comenzar a jugar. Si alguien aparece detrás del gato en este estado, el gato golpeará y será percibido como un ataque.

Agresión territorial

La agresión territorial se dirige contra otros gatos dentro del territorio central, ya sea dentro o fuera del hogar físico. Esto puede desarrollarse cuando se introduce un nuevo gato en la casa, en respuesta a la mudanza de un gato nuevo al vecindario o incluso después de que los gatos hayan estado viviendo juntos durante años.

Una de las situaciones más comunes que causan agresión territorial son los problemas de espacio. Por ejemplo, si tres gatos tienen acceso a una caja de arena y un comedero, se puede desarrollar una agresión territorial debido a la competencia percibida por el acceso a estos recursos.

En cada uno de los cuatro tipos de agresión mencionados anteriormente, el primer paso es la evitación. Si puedes identificar qué desencadena la reacción del gato, la mejor manera de garantizar la seguridad inmediata es evitar el desencadenante.

El gato reacciona agresivamente cuando los niños se acercan o intentan levantarlo? Luego, asegúrese de monitorear cuidadosamente todas las interacciones con los niños o encierre al gato en un dormitorio cuando los niños lo visiten. Si el gato reacciona a su mirada fuera de una ventana, bloquéala. Si bien este enfoque es en realidad una curita , no soluciona el problema, simplemente lo evita, ayudará a mantener la seguridad hasta que pueda abordar el problema más profundamente.

A continuación, infórmate sobre cómo leer el lenguaje corporal de tu mascota. Aprende a interpretar vocalizaciones. Aprenderás si tu gato te pide que juegues en lugar de que la dejes en paz. Si aprendes a comunicarte con tu gato, se sentirá más cómodo contigo y establecerá el tono para los próximos pasos en el entrenamiento.

Muchos de los escenarios que causarían que un gato se vuelva agresivo (no relacionados con problemas médicos) pueden mitigarse con cambios en el entorno físico o social del gato. Los gatos necesitan enriquecimiento ambiental para estimular su mente y su "lado salvaje"."Echa un vistazo a tu gatito, Mazel, y disfruta de un enriquecimiento ecológico con su juguete favorito.

Pequeños cambios, como ofrecer juguetes nuevos o instalar un poste para rascar, pueden conducir a mejoras significativas. Además, es imperativo proporcionar acceso a áreas tranquilas para escapar de situaciones estresantes. Para obtener más información, lea este artículo sobre enriquecimiento ambiental para gatos.

Un veterinario puede ayudarte a aprender el lenguaje corporal de tu gato, determinar con qué tipo de agresión estás lidiando y desarrollar un plan de tratamiento para ti que te ayude a aliviar los problemas de la manera más eficiente. Para encontrar un veterinario cerca de usted, visite el sitio web del Colegio Americano de Veterinarios Conductistas.

Post a Comment

Previous Post Next Post

نموذج الاتصال